El Sistema Martingale de la Ruleta

Ruleta FrancesaUna rueda de ruleta, que no tiene sesgos, se puede jugar de dos maneras – de una «corazonada», o mediante el uso de un «sistema» en particular. El método corazonada puede incluir los dígitos en el cumpleaños de un pariente del jugador, su / sus número/s de la suerte, los últimos números ganadores de la lotería, etc. Por lo tanto, ninguna razón analítica se utiliza en este caso – las apuestas se colocan de una corazonada. Muchos jugadores en los Estados Unidos ponen su confianza en este método, al jugar a la ruleta. Sin embargo, ese no es el caso en Europa. La mayoría de los jugadores consideran el método de presentimiento como una locura pura, lo que conduce inevitablemente a la pérdida de dinero. En lugar de una corazonada, los jugadores europeos aplican un sistema matemático, ya que creen que el juego de la ruleta se debe jugar con método, con la ayuda de algún tipo de fundamento lógico o numérico. La verdad es que muchos de los jugadores ordinarios han perdido dinero en un intento de jugar a la ruleta utilizando sistemas de apuestas matemáticos. La razón, sin embargo, de estos resultados radica en que muchos jugadores ordinarios no han aprendido o practicado los puntos finos y sintonizados de juego del sistema. Los casinos tienden a apoyar el mito de que un sistema de apuestas matemática no proporcionará a un jugador con ganancias consistentes, pero, de hecho, estos establecimientos temen a los jugadores de sistemas con conocimientos y experiencia.
us

Casinos En Línea con Ruleta Mejor Puntuados para United States

1
Slots.lv
2nd Deposit

100% up to

$500

2
Bovada Casino
Sign Up

100% up to

$1,000

3
Ignition Casino
Sign Up

100% up to

$/AU$1,000

4
Black Lotus Casino
Sign Up

200% up to

$/C$600

La mayoría de los sistemas de apuestas se centran en las seis apuestas exteriores a la par (rojo, negro, par, impar, pasa, falta), que hemos comentado anteriormente. Como todas estas apuestas son monetariamente y estadísticamente equivalentes cuando se coloca en una rueda sin sesgos, desde un punto de vista de los sistemas no importa cuál de ellos un jugador elegirá. Ahora, vamos a echar un vistazo más de cerca sobre una serie de sistemas de juego tradicionales.

El Sistema Martingale

El sistema de apuestas de Martingale y sus variaciones, también llamado sistema de duplicar o progresión, han ganado la mayor popularidad entre los jugadores de ruleta en todo el mundo. El principio básico del Martingale, que es válido para cualquier repetitiva de apuestas a la par, fue creado hace más de tres siglos, mientras que su popularidad ha ido en aumento desde entonces. Estos sistemas han causado muchas ganancias a algunos jugadores, pero también han sido la causa de enormes pérdidas para otros. Presentado en su forma más básica, el sistema de Martingale postula que la cantidad de la apuesta inicial necesita ser duplicada después de cada derrota consecutiva. Por otra parte, después de cada ganancia consecutiva, la apuesta se reduce a su valor original y se mantiene de esta manera hasta que el jugador registre una pérdida. Eventualmente todas las pérdidas serán cubiertas por una ganancia neta de la cantidad de la apuesta inicial. En caso de que un jugador coloca una apuesta de 4 unidades al principio y la pierde, la próxima apuesta será el doble o sea de 8 unidades. En caso de que la segunda apuesta pierda, la tercera será de 16 unidades. Si la tercera apuesta también pierde, la cuarta será de 32 unidades. Si la cuarta apuesta gana, el importe de las tres primeras apuestas (4 + 8 + 16 = 28) será cubierto y una ganancia neta de 4 unidades será anotada. Cuando alguna apuesta gana, el tamaño de la próxima apuesta se reducirá a la cantidad original de 4 unidades. La principal desventaja de este sistema radica en que una serie de pérdidas consecutivas mantendrá la cantidad de la apuesta creciente hasta el punto que alcanzará el límite de la mesa. En muchos casos, el límite de la mesa de apuestas externas es igual a 200 veces la apuesta mínima. Esta relación permitirá a un jugador de duplicar su apuesta siete veces consecutivas antes de que alcance el límite de la mesa. Por ejemplo, si el límite de la mesa está ajustado a 800 unidades y la apuesta inicial es de 4 unidades, una serie de pérdidas consecutivas serán las siguientes: 4 8 16 32 64 128 256 512 Después de la octava derrota consecutiva, la próxima vez que el jugador doblará su apuesta, esta alcanzará el límite de la mesa. No es un evento tan raro que un jugador anote ocho derrotas consecutivas con apuestas a la par. Según los expertos, tal evento puede ocurrir una vez cada 170 giros de bola. En los casinos en los Estados Unidos de 80 a 100 giros bola pueden ocurrir dentro de una hora. Así que a una determinada apuesta a la par un jugador puede esperar que una tal serie de pérdidas se produzca al menos una vez cada dos horas. Desde hace algún tiempo, los expertos de juegos de azar han aconsejado a los casinos de protegerse contra los jugadores de sistema mediante la imposición de límites de la mesa estrictos. Por esa razón muchos establecimientos han mantenido la relación entre apuestas mínimas y máxima en las mesas de ruleta dentro de sus instalaciones a no más grande que de 100 a 1 o, a veces, incluso a no más que de 200 a 1. De esta manera los jugadores de sistema son capaces de duplicar sus apuestas no más de seis o siete veces. En los últimos años un número creciente de casinos ha elevado sus límites de apuestas máximas de una forma considerable, probablemente porque se dieron cuenta de que, de hecho, sus empresas no pueden ser heridas. Los administradores de casinos suponen que después de una vasta serie de pérdidas, la mayoría de los jugadores que utilizan el sistema de Martingale probablemente habrán agotado sus capacidades financieras o habrán caído en la frustración al enfrentarse con el límite de la mesa. Sin embargo, hay que señalar que un aumento en el límite de la mesa tendría un efecto mínimo sobre los jugadores experimentados, pero haría que los testarudos pierdan más. Hoy en día, los casinos de más éxito en Las Vegas han fijado límites de apuestas mínimas de $ 3 a $ 5 y los límites máximos de apuesta de $ 10 000 a $ 20 000 para las apuestas externas. Teniendo en cuenta estas cifras, un jugador de Martingale sería capaz de duplicar su apuesta no más de 11-12 veces. Ruleta Americana - Apuestas sobre colores

El Excelente Martingale

También conocido como el excelente Martingale, es la más renombrada variación del sistema tradicional de apuestas Martingale. Este postula que después de cada pérdida, junto con duplicar su apuesta, un jugador necesita agregar una unidad más. En el caso de que un jugador coloca una apuesta de 4 unidades al principio y esta pierde, la próxima apuesta será de 9 unidades en lugar de 8. Si la segunda apuesta pierde, el siguiente se incrementará a 19 unidades (18 + 1). Supongamos que el límite de la mesa se establece en 800 unidades y la apuesta inicial es de 4 unidades. Utilizando esta variación de Martingale, la serie de pérdidas consecutivas serán las siguientes: 4 9 19 39 79 159 319 639 Después de la octava derrota consecutiva, la próxima vez que el jugador duplique su apuesta, alcanzará el límite de la mesa. La ventaja de esta variación de Martingale radica en que cada vez que una serie de pérdidas se rompe por una ganancia, la ganancia neta es superior a la apuesta inicial. Teniendo en cuenta la secuencia de arriba, si cuatro derrotas sucesivas son seguidas por una ganancia, la ganancia neta será de 8 unidades en lugar de 4 unidades para el sistema tradicional de Martingale. (4 + 9 + 19 + 39 = 71, entonces 79 – 71 = 8). Debemos tener en cuenta que con el Gran Martingale la ganancia neta siempre es igual a la apuesta original más una unidad por cada pérdida en una serie determinada. Ruleta Americana - Apuestas Impar/Par

Martingale Inverso

Hay jugadores que prefieren no ahuyentar sus pérdidas, como suele ser el caso con el sistema tradicional de Martingale, sino aprovecharse de una serie de ganancias. Cuando se trata del sistema de Martingale inverso, un jugador por lo general duplica su apuesta después de cada victoria, mientras que la apuesta será vuelta a su cantidad inicial después de cada pérdida. Un jugador por lo general se basará en su buen juicio con el fin de determinar hasta qué punto se debe realizar una racha ganadora. Él / ella no puede dejar que tal racha corra hacia el límite de la mesa, ya que una serie de ocho victorias consecutivas puede ocurrir una vez cada 395 giros de bola, según los expertos. Y debido a que la primera pérdida es probable que «consuma» todas las potenciales victorias de la serie, debe ser reducida (revertida a la cantidad de la apuesta inicial), de modo que las ganancias pueden ser preservadas. La conclusión es, un jugador tiene que tener mucho cuidado usando esta variación de Martingale.
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit