Oportunidades y Probabilidades

blackjack veintiunoComenzamos esta guía de Blackjack con una afirmación muy importante – los juegos de casino, de ahí el nombre, están diseñados con una ventaja incorporada para la casa- la ventaja de oportunidades de un casino sobre un jugador en cualquier apuesta dada.

De este modo, al entrar a un casino se sabe que las posibilidades de fracasar, por defecto, se acumulan en contra del jugador en cierta medida. Esto significa que, a largo plazo, el jugador siempre perderá dinero, a menos que, incline las posibilidades a empatar o a su favor.

Los casinos creen que tan pronto como el jugador incorpore sus premisas, es sólo cuestión de tiempo antes que todo su dinero pase a manos de ellos. Y ya que quieren que el jugador se quede ahí el mayor tiempo posible, ellos lo atraerán con la expresión: Cortesía de la casa –productos y servicios adicionales que entrega la casa para incentivar al jugador a apostar.

Los casinos harán todo lo que puedan para que el jugador se sienta cómodo, valorado y dispuesto a prolongar su estadía en las mesas. Estas “premios” que dan dependen del juego que la persona juegue, del tiempo que lo haga y, obviamente, del tamaño de las apuestas. Los casinos tienen personal cuya función es manejar los regalos y entrar en contacto con los jugadores para convencerlos de ir a mirar y jugar.

Como un juego de casino, el Blackjack también calza con este principio y está diseñado para trasladar el dinero desde el bolsillo del jugador a la caja fuerte de la casa, a menos que se utilice un método ventajoso de juego. Aquí es donde entra esta guía.

Presentaremos ideas que serán de ayuda para hacer que las posibilidades sean casi parejas y en algunos casos incluso, un poco, a favor del jugador. Esto se hará en la primera sección de la guía donde se señalarán estrategias relacionadas con el jugador de estrategias básicas.

Más adelante iremos al llamado jugador con ventaja, donde tiene lugar el conteo de cartas. Mientras que el jugador con estrategias básicas está en un terreno relativamente equivalente con el de la casa, aunque un poco por detrás de los jugadores con ventaja, de ahí su nombre, tienen una ventaja sobre el casino en el momento que el juego comienza.

Sin importar qué tipo de jugador se quiera llegar a ser, ambos necesitan del ya mencionado “método de juego con ventaja” –estrategias, conteo de cartas, etc., el que ayuda a inclinar las posibilidades en favor del jugador y no del casino.

Por varias razones, el Blackjack es uno de los juegos de casino más jugado –tiene reglas simples, casi todos los casinos lo ofrecen y lo más importante- entrega las mejores posibilidades para el jugador, incluso para el jugador no aventajado. Es simplemente un juego que encaja con los principios de las oportunidades y probabilidades y que se puede ganar si se tiene mucha experiencia, conocimientos y habilidades.

el Blackjack es uno de los juegos de casino más jugado

Oportunidades y Probabilidades

Pues bien, es para sorprenderse porqué si las fichas se amontonan siempre contra los jugadores sin ventajas, quienes conforman la mayor parte de la masa de jugadores, aún hay mucha gente que va a los casinos. Después de todo, si todas estas personas siempre perdieran, finalmente se desilusionarían y la mayoría dejaría de jugar.

Los apostadores esperan tener suerte en alguna noche en particular y que las posibilidades vayan en su favor. Por ejemplo: aunque lanzar una moneda a la suerte tiene un 50% de posibilidades de salir cara o cruz, cuando se lanza sólo 20 veces, 14 veces puede resultar cara y 6 veces cruz. El mismo porcentaje de probabilidad de lanzar cara o cruz es verdadero sólo cuando se repite la acción las veces suficientes para asegurar un grupo de muestra bastante grande.

Y debido a que muchas personas pueden tener suerte en un momento determinado, ellas ganarán dinero, lo que avivará la emoción y los tentará a estar de vuelta en el casino la noche siguiente. Y aunque esto signifique que el casino pierda dinero, el casino confía en el hecho que los jugadores hacen millones de apuestas, que suavizan los resultados en el largo plazo y hacen que la casa sea rentable. En Matemáticas, esto se conoce como la ley de los grandes números.

Esta regla dicta que mientras más apuestas se hagan, más cerca llegarán las oportunidades del casino a las ventajas intrínsecas de la casa, creadas artificialmente; de este modo, mientras más manos (apuestas) juegue un jugador no aventajado, menores serán las posibilidades de ganar.

Así, los jugadores que no utilizan los métodos de ventaja perderán dinero si continúan jugando por mucho tiempo, lo que les permite a los casinos seguir operando, mientras que los jugadores con estrategias básicas y los jugadores con ventajas obtienen ganancias de sus esfuerzos.

Es difícil calcular las ventajas de la casa en el Blackjack debido a la gran cantidad de combinaciones de cartas y también porque no todas las apuestas ganadoras tienen el mismo premio (por ejemplo: Un Blackjack que es un 21 de mano con un as y una carta con un valor de 10, paga 3-2 en la mayoría de los casinos).

El alcance y la fuente de las ventajas de la casa varían en diferentes casinos. En el Blackjack, por ejemplo, se deriva del hecho que cuando el jugador se pasa por excederse en la cuenta de 21 la casa gana la apuesta, sin importar si el crupier también pudiera pasarse cuando retira más cartas para completar la mano para los otros jugadores de la mesa.

mesa de blackjack estándar

Mejorar o Reducir las Ventajas de la Casa

La ventaja de la casa depende de las reglas que el casino ha establecido para la mesa de Blackjack y están publicadas y son fáciles de ver en o cerca de la mesa.
Por ejemplo, un casino donde los crupieres se plantan en un 17 blando (17B), en vez de pedir (17D), favorece las posibilidades del jugador y reduce las ventajas de la casa en alrededor de un 0,2%. Aumentar el número de barajas también aumenta las ventajas de la casa y viceversa.

La puesta en práctica de otras reglas como permitir o no permitir volver a dividir, doblar después de dividir, doblar con 9/19/11 o sólo con 10/11 y etc. Por lo general, los casinos pretenden aumentar sus ventajas, pero también desean no desalentar a los jugadores de unirse al juego y, de esa forma, buscar cierto equilibrio. Por ejemplo, si el casino ofrece Blackjack con una baraja, generalmente, no se permite doblar con manos blandas o después de dividir, se limita el volver a dividir y etc.

Cantidad de barajas Ventaja de la casa
Una baraja 0,17%
Dos barajas 0,46%
Cuatro barjas 0,60%
Seis barajas 0,64%
Ocho barajas 0,65%

La tabla anterior ilustra la ventaja de la casa en relación con la diferente cantidad de mazos, teniendo en cuenta el siguiente conjunto de reglas:

  • El crupier pide 17 blando
  • Se permite doble separación
  • Se permite volver a dividir hasta cuatro manos
  • Sin rendición
  • No pedir después de dividir ases
  • Doblar en cualquiera de las dos cartas
  • Las apuestas originales sólo pierden con un Blackjack del crupier
  • Corte de cartas usado

Como es evidente, la ventaja de la casa experimente el salto más impresionante cuando aumenta el número de barajas de uno a dos y crece más lento y de manera progresiva en tanto se agregan más mazos.

Juego de Mano y Juego de Zapato, Ventaja de la Casa

Los juegos con un solo mazo pertenecen a los juegos llamados de mano. Los juegos con doble baraja también pueden ser de mano. Aunque aún se ofrecen en algunos casinos, su punto más alto de popularidad ya pasó. En la actualidad, los casinos ofrecen, con mayor frecuencia, los juegos de zapato.

En un juego de zapato, un zapato con cartas (caja rectangular) contiene varios mazos de cartas. El crupier saca las cartas del zapato y las desliza hacia las áreas asignadas delante de los jugadores. Por lo general, las cartas se reparten boca arriba lo que impide a los jugadores tocarlas. Incluso si el apostador divide su mano, no toca las cartas, sino que sólo pone la apuesta adicional y el crupier hace la separación.

Solamente en los juegos donde las cartas se reparten boca abajo el jugador puede sostener las cartas, pero sólo en una mano.

Casi siempre se verán juegos de zapato que constan de varios mazos, cuatro y más, y en raras ocasiones, dos. De tal modo, los juegos de zapato, por lógica, favorecerán las posibilidades de la casa.

También se pueden encontrar mesas que usan las llamadas Máquinas de barajada continua. Estos aparatos contienen tres o más mazos y luego de un par de vueltas, el crupier devuelve las cartas usadas a la máquina y las revuelve junto con las cartas que no se han usado. Así, cada barajada actualiza el zapato y hace imposible el conteo de cartas, por lo que los contadores de cartas evitan estos juegos.

En cuanto a los jugadores con estrategias básicas, las máquinas para revolver cartas no tienen un gran impacto, pero incrementan el número de manos jugadas por hora, lo que implica que el jugador incurrirá en pérdidas mayores de dinero (lo que explicaremos más adelante).

Juego de Mano y Juego de Zapato, Ventaja de la Casa

Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit