El segundo proceso de subasta de minicasinos de Pensilvania no atrae a los licitadores

La Junta de Control de Juegos de Pensilvania (PGCB) concluyó el miércoles el proceso de subasta para los casinos satélite después de un intento fallido de atraer a ofertantes para cinco ubicaciones más de minicasino en todo el estado.

El regulador estatal del juego llevó a cabo cinco subastas exitosas de enero a abril de 2018, lo que resultó en que el estado cobrara $127 millones en ofertas con el objetivo de obtener una licencia de casino satelite de Categoría 4.

La emisión de tales licencias forma parte de una gran estrategia de expansión del juego aprobada por la Legislatura y el Gobernador de Pensilvania en el otoño de 2017. Bajo las disposiciones de la Ley de Expansión de los Juegos de Azar de 2017, la Junta estatal de Control de Juegos fue autorizada a otorgar hasta 10 Licencias de Operador de Máquinastragaperras de Categoría 4 a través de procesos de subasta.

Durante el proceso de subasta del año pasado, el regulador atrajo a licitadores para cinco ubicaciones. Debido a la falta de interés en las otras cinco ubicaciones, el PGCB decidió cerrar el proceso de subasta y reabrirlo en un momento posterior, con la esperanza de una nueva ronda de ofertas. La junta anunció el mes pasado que el proceso se reabriría el 4 de septiembre.

Cada licencia tenía un precio mínimo de $7.5 millones. Sólo los operadores de casinos existentes en el estado podían pujar por los minicasinos. En virtud de la ley estatal de juegos de azar, una licencia de Categoría 4 autoriza a los titulares a operar una ubicación satelite con entre 300 y 750 máquinas tragaperras. Una tarifa adicional de $2.5 millones permite a los operadores sumar hasta 30 juegos de mesa en sus mini-casinos con la opción de poder agregar 10 más después del primer año de operación de las instalaciones.

No se celebrarán más subastas

La junta dijo el mes pasado que no celebraría más subastas si no se generaban ofertas el 4 de septiembre. Esto significa que el estado ahora tendrá sólo cinco mini-casinos en lugar de diez.

El año pasado, Penn National Gaming ganó dos subastas: una para un minicasino en Caernarvon Township y la otra en el condado de York. La compañía opera Hollywood Casino en Penn National Race Course.

Stadium Casino LLC, la compañía que actualmente está construyendo el segundo casino de Filadelfia, ganó una subasta para desarrollar un casino satélite en el condado de Westmoreland. El operador de Mount Airy Casino Resort ganó la oferta por un mini-casino en el condado de Beaver, y Greenwood Gaming and Entertainment, el propietario de Parx Casino, ganó la subasta de una instalación de Categoría 4 en Shippensburg Township.

De esos cinco, hasta el momento sólo dos han recibido sus licencias de Categoría 4. Penn National Gaming recibió su licencia Caernarvon Township el 12 de junio de 2019. La compañía pujó $7,500,003 el año pasado para ganar el derecho a desarrollar la instalación.

El PGCB emitió una licencia para Stadium Casino para su minicasino del Condado de Westmoreland el 14 de agosto de 2019. El operador realizó el año pasado una oferta de $40,100,005.

La licencia de minicasino del Condado de York vio como Penn National pujaba $50.1 millones. La licencia del Condado de Beaver llegó a un precio final de $21,188,888.88, mientras que la licencia de minicasino Shippensburg Township fue subastada en $8,111,000 millones.

Noticias Relacionadas

CasinoNewsDaily es un medio de comunicación centrado en proporcionar noticias diarias sobre la industria de los casinos, así como facilitar detalladas guías de juego. Nuestras guías cubren la ruleta, el blackjack, las máquinas tragaperras y el vídeo póquer o póquer en pantalla.
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit