Nintendo retira dos de sus juegos para cumplir con las reglas del juego de Bélgica

Eventos y Reportajes

Dos juegos para móviles de Nintendo ya no estarán disponibles en Bélgica debido a la estricta política del país contra las cajas botín

Nintendo está retirando dos de sus juegos móviles más populares en Bélgica por temor a la acción del regulador del juego del país, anunció la casa editorial de juegos a principios de esta semana. Según una declaración en la página web oficial de Nintendo, el 27 de agosto, los juegos de Fire Emblem Heroes y Animal Crossing: Pocket Camp serán eliminados de todas las tiendas de aplicaciones en Bélgica.

Después de esa fecha, ninguno de los dos juegos estarán disponibles para descargar o jugar en Bélgica. Los jugadores belgas también fueron informados de que aquellos que tienen Orbs o Leaf Tickets podrán usarlos hasta que el juego sea retirado de las tiendas de aplicaciones.

La declaración de Nintendo continuó diciendo que la compañía se abstendría de lanzar juegos con modelos de ganancias similares en Bélgica.

La decisión de Nintendo de eliminar los dos juegos móviles es para que la compañía evite la acción reguladora en Bélgica. El año pasado, el país prohibió las cajas botín, argumentando que estas constituían una forma de juego ilegal, ya que representaban una peligrosa conexión entre jugar y el juego.

Medidas regulatorias y legales contra las cajas botín

Las cajas botín son artículos virtuales consumibles en forma de videojuegos que contienen una selección aleatoria de objetos, algunos de los cuales pueden proporcionar a los jugadores importantes ventajas. La Comisión Belga del Juego inició una investigación sobre la naturaleza de las cajas botín con el objetivo de identificar si se trataba de una forma de juegos de azar.

La comisión investigó cuatro famosos videojuegos. Encontrando una serie de problemas con el funcionamiento de las cajas botín, diciendo que el hecho de que los artículos se puedan comprar con dinero real y que los jugadores crean que pueden obtener ventajas al comprarlos, aunque el contenido de las cajas es aleatorio, es muy similar a las actividades relacionadas con el juego y, por lo tanto, son peligrosas ya que los niños pueden comprarlas.

Los editores de juegos que no cumplan con la ley de caja anti-botín de Bélgica se enfrentarán a multas de hasta €800,000 y hasta cinco años de prisión. La mayoría de los principales desarrolladores de juegos del mundo se comprometieron a cumplir con las políticas del país contra las cajas botín y lanzaron versiones de sus juegos sin los controvertidos elementos. También hubo empresas que decidieron retirar por completo sus juegos del mercado belga.

El debate sobre las cajas botín se volvió a calentar en las últimas semanas, particularmente después de que el senador estadounidense Josh Hawley presentara a principios de este mes un proyecto de ley que pide la prohibición de las cajas botín y las microtransacciones de pago para ganar en «juegos jugados por menores».

También se supo la semana pasada que el ministro de Administración Pública de Suecia, Ardalan Shekarabi, le encomendó a la Agencia de Consumidores del país la realización de una investigación sobre la naturaleza de las cajas botín, si éstas constituyen una forma de juego y si deberían ser reguladas como una forma de juego.

El ministro Shekarabi dijo a principios de este mes en una entrevista al canal de televisión local SVT que, según su punto de vista, las cajas botín parecen estar «muy cerca de lo que normalmente está regulado por la legislación para el juego de pago», como la posibilidad de intercambiar los artículos virtuales dentro del juego o en los mercados secundarios, «podría decirse que da lugar a la oferta y la demanda y, por lo tanto, a un objetivo valor monetario real».

Noticias Relacionadas

Comments are closed.