La nueva legislación de apuestas deportivas de New Hampshire supera la Cámara de Representantes

New Hampshire podría convertirse en el segundo estado de New England con apuestas deportivas reguladas si se aprueba un proyecto de ley en el Senado

Un proyecto de ley que pide la legalización de las apuestas deportivas ha ganado impulso en New Hampshire y, si supera todos los obstáculos legislativos, traerá apuestas tanto minoristas como móviles a los residentes del estado.

La Cámara de New Hampshire apoyó la semana pasada de forma abrumadora la legislación, HB 480, emitiendo un voto de 269-82 a favor para autorizar la práctica en el territorio del estado. El proyecto de ley ahora necesita ser aprobado en el Senado y el gobernador Chris Sununu. No se espera que la firma del máximo representante de New Hampshire resulte un obstáculo, ya que el mes pasado dijo durante su discurso presupuestario que las apuestas deportivas legales eran algo que apoyaba.

El proyecto de ley autorizaría las apuestas minoristas y digitales dentro del estado. La parte minorista del escrito brindaría a las ciudades la opción de ofrecer apuestas deportivas físicas en los negocios comerciales existentes, incluido bares y centros turísticos. Según el proyecto de ley, se podrían desarrollar hasta 10 instalaciones en todo Hampshire.

Se espera que el componente móvil suponga un impulso real del crecimiento en el mercado regulado del estado. Según las proyecciones iniciales, las operaciones de apuestas podrían generar entre $1.5 millones y $7.5 millones en el año fiscal 2021. El dinero iría al fideicomiso de educación de New Hampshire. Los autores del proyecto de ley creen que las contribuciones al fideicomiso educativo podrían aumentar a $13.5 millones para el año fiscal 2023.

Problemas de adicción al juego

Los escépticos de las apuestas deportivas han expresado su preocupación por el hecho de que legalizar la práctica aumente las tasas de juego problemáticas en el estado. Sin embargo, los patrocinadores del proyecto de ley han sostenido que la pieza brindaría un mejor nivel de protección al consumidor en comparación con el próspero mercado de apuestas ilegales.

Bajo el HB 480, una porción del 10% de los ingresos de apuestas deportivas se asignará a los servicios que apoyan el tratamiento y la prevención de la adicción al juego.

Al comentar el tema, Daniel Wallach, un abogado de un bufete que se enfoca en la legalización y regulación de las apuestas deportivas, dijo la semana pasada que había otros estados que “exigen que un porcentaje de los ingresos fiscales se destine a ayudar a los jugadores con problemas” ya que no existían “sistemas de contención al juego compulsivo” en páginas web de apuestas en el extranjero o en el mercado negro.

Si New Hampshire legaliza las apuestas deportivas pronto, podría convertirse en el segundo estado en la región de New England en proporcionar la práctica. Rhode Island fue el primer estado de esa parte de la nación en regular la actividad. A finales del año pasado, los servicios legales de apuestas deportivas se pusieron en marcha en los dos casinos de Rhode Island. Bajo el HB 480, los apostadores locales podrían apostar en partidos profesionales y universitarios siempre y cuando no involucren equipos locales.

Noticias Relacionadas

CasinoNewsDaily es un medio de comunicación centrado en proporcionar noticias diarias sobre la industria de los casinos, así como facilitar detalladas guías de juego. Nuestras guías cubren la ruleta, el blackjack, las máquinas tragaperras y el vídeo póquer o póquer en pantalla.
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit