Connecticut hace balance de las soluciones del actual limbo que obstaculiza el casino tribal

Connecticut ha comenzado a debatir un proyecto de ley que pretende liberar a las dos tribus del estado del limbo que les impide construir un casino en East Windsor

En 2015, los legisladores estatales dieron luz verde a la Tribu Mohegan y a la Tribu Mashantucket Pequot para desarrollar de forma conjunta un casino satélite en East Windsor, en el norte de Connecticut, para así combatir la dura competencia de MGM Springfield en la vecina Massachusetts.

Cada una de las dos tribus reconocidas por el gobierno federal ya opera un casino resort en Connecticut, pero los legisladores y los representantes de los casinos están preocupados por el impacto del complejo de hotel y casino de $ 950 millones que el gigante MGM Resorts International de Las Vegas lanzó el verano pasado en Springfield. MGM Springfield es la primera propiedad de este tipo en la región y muchos creen que representa una gran amenaza para los dos complejos de casino de Connecticut.

El establecimiento de un nuevo centro de operaciones de casino en East Windsor, busca mantener dentro del estado los ingresos de juego y los miles de empleos relacionados con la industria de los casinos.

Para construir conjuntamente los Tribal Winds Casinos, cada una de las dos tribus debe enmendar su actual acuerdo con el estado. Sin embargo, las enmiendas también necesitan la aprobación del Departamento del Interior de los Estados Unidos. Y esa aprobación se ha convertido en un importante obstáculo para la eventual materialización del proyecto de casino.

Existen cuatro proyectos de ley centrados en el juego antes de que se celebre la sesión legislativa de la Legislatura de Connecticut, y uno de esos proyectos de ley se centra en eliminar el obstáculo federal que impide que los Mohegans y Mashantucket Pequots sigan adelante con su plan

Poderoso Lobby

El Comité de Seguridad Pública de Connecticut celebró una audiencia pública a principios de esta semana sobre los cuatro proyectos de ley de juegos de apuestas, en busca de opiniones sobre el futuro de la industria del juego del estado. Como se mencionó anteriormente, uno de los proyectos de ley tiene como objetivo eliminar el requisito de la aprobación federal de las enmiendas de los acuerdos de la tribu con el estado.

Un segundo proyecto de ley, encabezado por MGM Resorts International, exige la celebración de un proceso competitivo que permita a las partes interesadas presentar ofertas por el derecho a construir un complejo de casino a gran escala en lugar de una operación satelite limitada. MGM ha estado promocionando un plan para desarrollar un complejo de hotel y casino de $700 millones en la costa de Bridgeport.

Mientras tanto, la tribu Mashantucket Pequot está a la espera de que se renueve su pacto con Connecticut firmado por el Departamento del Interior de los Estados Unidos. La agencia del gobierno federal ha dado recientemente el visto bueno al renovado acuerdo de los Mohegans. Los representantes de las dos tribus creen que el Departamento del Interior está retrasando su decisión debido a la interferencia y al poderoso lobby de MGM Resorts International.

Durante la audiencia pública de esta semana, el primer representante de East Windsor Robert Maynard dijo, según citó Journal Inquirer, que no está seguro de que “MGM realmente quiera construir un casino en Bridgeport, pero sí de que quieran frenar la construcción del casino [tribal]”.

Las dos tribus advirtieron que dejarían de compartir con el estado parte de sus ingresos de máquinas tragaperras, si se inicia un proceso de licitación que permita a las empresas de otros estados competir por una licencia de juego. En las últimas dos décadas, los Mohegans y Mashantucket Pequots han contribuido a los fondos de Connecticut con casi $8,000 millones.

La legalización de las apuestas deportivas es otro tema relacionado con el juego que se encuentra en la agenda legislativa de este año. Las dos tribus reconocidas por el gobierno federal y también MGM tienen opiniones contradictorias sobre este asunto. Los representantes tribales sostienen que las apuestas deportivas es una actividad que se enmarca dentro de sus acuerdos actuales con Connecticut y que se les debe otorgar el derecho exclusivo de operar servicios de apuestas, en caso de que la práctica se legalice en el estado.

Otras partes interesadas, incluido MGM, piden un proceso competitivo que allanaría el camino para que más operadores de apuestas participen en el espacio regulado de Connecticut.

De los estados vecinos de Connecticut, Rhode Island es el único que ha lanzado servicios de apuestas deportivas. Se espera que Nueva York lance su presente su primera oferta legal más adelante este año, mientras que se cree que Massachusetts está considerando la legalización de la práctica.

Noticias Relacionadas

CasinoNewsDaily es un medio de comunicación centrado en proporcionar noticias diarias sobre la industria de los casinos, así como facilitar detalladas guías de juego. Nuestras guías cubren la ruleta, el blackjack, las máquinas tragaperras y el vídeo póquer o póquer en pantalla.
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit