Universal Entertainment cotizará en bolsa a través de un listado backdoor mediante una subsidiaria de casinos filipina

Noticias

El gigante japonés del juego, Universal Entertainment Corp. está convirtiendo su empresa de casinos con sede en Filipinas Tiger Resort Asia Ltd. en pública mediante la adquisición de una participación mayoritaria de una compañía que cotiza en la Bolsa de Valores de Filipinas.

El holding con sede en Manila, Asiabest Group International, anunció hoy que firmó un acuerdo con Tiger Resort según el cual, el operador de casinos obtendría dos tercios en Asiabest por un monto de PHP46.5 millones (aproximadamente $12 millones). Tiger Resorts posee y opera Okada Manila, un complejo integrado valorado en $2,400 millones ubicado en el corazón de la capital filipina.

La medida permitirá que el operador de casino se una a la Bolsa de Valores de Filipinas a través de la práctica denominada listado backdoor. Se espera que la venta se materialice el 12 de noviembre. Tiger Resort no será la primera compañía de casino con negocios en Filipinas que se haga pública a través de esta práctica. Bloomberry, el propietario de Solaire Resort & Casino, se unió a la bolsa local a través de un listado backdoor en 2012.

Melco Resorts & Entertainment también tenía sus operaciones de Manila listadas en la Bolsa de Valores de Filipinas a través de un negocio listado. Melco opera el complejo integrado City of Dreams Manila. De hecho, la compañía anunció ayer que planea salirse de la bolsa de valores de Filipinas, ya que no ha recaudado suficientes fondos para la expansión de su operación local.

Las noticias sobre la posible afiliación de Tiger Resort a la bolsa local surgieron por primera vez en octubre pasado cuando se informó que la compañía estaba entrando en las etapas finales de las negociaciones sobre la compra de la compañía local Bright Kindle Resources e Investments Inc. Sin embargo, no se llegó a un acuerdo.

El fundador demanda a Tiger

En una ronda de noticias por separado de ayer, se supo que el fundador y antiguo CEO y presidente de Tiger, el empresario japonés Kazuo Okada, está demandando a la compañía y buscando su reincorporación como accionista, presidente y director ejecutivo de la compañía.

El Sr. Okada aterrizó en aguas calientes el año pasado. El magnate japonés fue desplazado de su puesto como director en Okada Holdings, compañía matriz de Universal Entertainment, en mayo de 2017 por las denuncias de que había malversado fondos de la compañía para beneficio personal. El Sr. Okada luego fue expulsado de la junta de Tiger Resort por las mismas acusaciones.

Un abogado del magnate de los casinos confirmó el lunes que había interpuesto una demanda en el Tribunal de Primera Instancia de la ciudad de Parañaque, con la intención de recuperar sus puestos en la compañía de juego y hospitalidad. El Sr. Okada también se ha comunicado con su hijo, Tomohiro, para pedirle que resuelva la disputa familiar en curso provocada por la expulsión del Sr. Okada de sus negocios y sirva a los intereses de la familia, no de las personas «sin escrúpulos» detrás del golpe contra el empresario japonés.

Según los informes del mes pasado, el Sr. Okada fue arrestado en Hong Kong por cargos de fraude. Finalmente, el abogado del empresario desmintió los informes por falsos.

Noticias Relacionadas

Comments are closed.