La Cámara de New Hampshire rechaza el proyecto de ley para la expansión del juego

Noticias

El jueves, el proyecto de ley destinado a la expansión de la industria de casino, patrocinado por el senador de New Hampshire, Lou D’Allesandro, fue rechazado por la Cámara del Estado. Los legisladores de New Hampshire también aprobaron una medida que asegurará que no se tramite ninguna propuesta de este tipo durante el resto de la actual sesión legislativa.

El proyecto de ley fue desechado con un recuento de votos de 275-82 pertenecientes a los 400 miembros de la Cámara. La Cámara Baja del Tribunal General del Estado se lleva oponiendo desde hace tiempo a cualquier propuesta de expansión de casino dentro de las fronteras del estado.

Una de las instalaciones de juego habría sido de Categoría 1, con un presupuesto mínimo de construcción de $80 millones. El otro habría sido una instalación de Categoría 2, con un presupuesto de no menos de $40 millones. Los dos casinos habrían contado con un total de 5,000 máquinas tragaperras y alrededor de 240 juegos de mesa.

De acuerdo con el patrocinador del proyecto de ley, el senador D’Allesandro y otros partidarios, la expansión del juego propuesta habría mantenido los ingresos de casino dentro del estado, habría creado puestos de trabajo y beneficiado a la economía local.

El SB 242 fue aprobado por el Senado estatal a principios de este año. A pesar del apoyo de la Cámara Alta, el rechazo de la pieza legislativa no fue un resultado inesperado.

Los legisladores de la Cámara dijeron el jueves que la construcción de nuevos casinos tendría un impacto económico y social negativo. Los representantes expresaron sus preocupaciones de que el aumento en el juego pudiera aumentar el crimen y las tasas de juego problemático. Además, argumentaron que los nuevos casinos canibalizarían los negocios no relacionados con el juego.

Los legisladores también señalaron que los residentes del estado Granite State actualmente viajan a los estados vecinos para apostar en sus casinos y con la expansión en curso del casino de New England, pronto habrá más opciones de casino en la región.

A diferencia de New Hampshire, que ha mantenido su postura conservadora sobre el juego de casino por otra legislatura más, otros estados en Nueva Inglaterra parecen estar más interesados en ampliar sus industrias de casino.

Massachusetts ha sido uno de esos estados. Legalizó su industria de casinos comerciales hace varios años y, como resultado, en la actualidad, hay dos complejos integrados en construcción que tienen programado abrir sus puertas en 2018 y 2019. Es realmente importante señalar que es precisamente Massachusetts quién traerá la experiencia de resort integrado a la región.

Los legisladores de Connecticut están considerando la posibilidad de aprobar la construcción del tercer casino del estado, el cual sería gestionado por sus dos tribus reconocidas a nivel federal, pero que se ubicaría fuera de tierras indígenas. Un tercer casino se podría construir en Maine, si su propuesta recibe los apoyos suficientes por parte de los legisladores.

Teniendo en cuenta los hechos recién mencionados, la decisión de la Cámara de New Hampshire de oponerse a la expansión de la industria de casino es comprensible. Si todos los proyectos de casino se materializarán en una región no tan grande, podría sobresaturar su mercado y producir el efecto contrario para las propiedades de juego que luchan por captar clientes de un casino a otro.

Noticias Relacionadas

Comments are closed.