Carl Icahn venderá el Trump Taj Mahal Casino que por el momento está cerrado

Noticias

El magnate de los negocios Carl Icahn quiere desvincularse del complejo hotelero y casino Trump Taj Mahal. El complejo cerró sus puertas el pasado octubre tras una huelga prolongada de sus trabajadores.

Un proyecto de ley redactado por un importante legislador de Nueva Jersey pretendía despojar al empresario de su licencia de casino por un período de cinco años fue la gota que colmó el vaso, acabó con la paciencia del Sr. Icahn e impulsó la decisión de vender el que una vez fue un próspero casino. El inversionista de Nueva York confirmó sus intenciones el lunes a través de un comunicado publicado en su web oficial.

Mientras tanto, el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, vetó ayer el proyecto de ley, alegando que este tenía como objetivo castigar al empresario por su decisión de cerrar un negocio bajo serias dificultades después de que sus empleados «no negociaran de buena fe».

La legislación – SB 2575 – fue presentada el otoño pasado por el presidente del Senado Stephen Sweeney y recibió el visto bueno de ambas cámaras de la Legislatura de Nueva Jersey. Si este no hubiera sido vetado por el Gobernador, habría excluido por cinco años a cualquier solicitante de licencia de casino que hubiera cerrado una sala de juego después del 1 de enero de 2016.

Trump Taj Mahal fue el único casino que cerró después de la fecha propuesta, por lo que el gobernador de Nueva Jersey consideró la legislación propuesta por el Presidente del Senado Sweeney como un «intento transparente» de impedir al Sr. Icahn de cualquier tentativa futura de obtener una licencia. El máximo legislador del estado también señaló que el proyecto de ley se presentaba en la Legislatura de Nueva Jersey «en su peor momento».

La que fue propiedad del recién jurado presidente de los EE.UU. Donald Trump, Trump Taj Mahal abrió sus puertas en 1990. El complejo con hotel y casino fue promocionado como la octava maravilla del mundo en ese entonces. A lo largo de los años este fue perdiendo poderío hasta el punto que poco pudo hacer el Sr. Icahn para evitar su cierre cuando compró la propiedad en 2015.

Trump Taj Mahal nunca recuperó ni su gloria ni su rentabilidad y siguió hundiéndose incluso con un nuevo dueño al mando. El verano pasado, los empleados (miembros del sindicato local UNITE HERE Local 54) se levantaron en contra de la propiedad en un intento de negociar mejores condiciones en sus seguros de salud y beneficios para sus pensiones. La huelga se prolongó durante más de un mes, sin que las partes involucradas llegaran a un acuerdo.

Se anunció en agosto, que el Trump Taj Mahal cerraría en 2016. La razón principal fue la prolongada huelga de los trabajadores. La propiedad se convirtió en la quinta instalación de este tipo en cerrar en Atlantic City desde principios de 2014.

El Sr. Icahn dijo en su declaración que espera vender el complejo por debajo de su valor real, ya que, por ahora, otros grandes inversores como él probablemente no estarán interesados en invertir en la industria de los casinos de Atlantic City. Inicialmente, el empresario se había comprometido a invertir hasta $200 millones para revitalizar el entonces maltrecho Trump Taj Mahal.

Noticias Relacionadas

Comments are closed.