Ryan D’Angelo gana el evento $1,500 2-7 Draw Lowball (No-Limit) de las WSOP

Estilo de vida

El Evento #7: $1500 2-7 Draw Lowball (No-Limit) recibió a 279 participantes que generaron una bolsa de premios de $376,650. Después de dos días de juego en el Rio de Las Vegas, Ryan D’Angelo salió victorioso para ganar el primer brazalete de las WSOP de su carrera profesional de póquer, así como llevarse a casa $92,338 del total de premios a repartir.

Justo después de la victoria, D’Angelo dijo a los reporteros de las WSOP que este fue un torneo perfecto. El jugador atribuyó su éxito al hecho de que trabajó en su juego, al control de sus emociones y además sentía que las cartas llegaban como le gustaban. El ganador también agregó que amaba juego, pero nunca había pensado que jugar al Deuce-to-Seven No-Limit le aseguraría el primer puesto ya que prefiere jugar al No-Limit Hold’em.

D’Angelo terminó el Día 1 como líder en fichas y tuvo que derrotar a rivales muy complicados con el fin de conseguir el codiciado premio. Algunos de los nombres más famosos que también llegaron a la mesa final fueron John Monnette que ya había ganado dos brazaletes en competiciones anteriores. En el evento $1500 2-7 Draw Lowball (No-Limit), terminó en 2º puesto y tuvo que contentarse con el premio de consolación de $57,061. Tom Franklin, también conocido por hacerse con el 1999 WSOP $2,500 limit Omaha, ingresó $38,582 por su 3er puesto. El 4º lugar lo ocupó Daniel Kelly, que ya contaba con dos brazaletes de las WSOP en su palmarés, recaudó $26,632 por su esfuerzo.

Sin embargo, D’Angelo admitió que consideraba a Monnette su rival más complicado. La eliminación de Tom Franklin propició el cara a cara final entre D’Angelo y Monette. La considerable ventaja de D’Angelo aumentó su confianza para obtener el resultado exitoso.

D’Angelo y su esposa Ronit Chamani, reservarán una parte del premio para donarlo a la Fundación Solidaria Food Gardens en Sudáfrica. La pareja es conocida por emplear tiempo, dinero y esfuerzos a la prestación de ayuda financiera a personas que necesitan dominar las técnicas de cultivo y cultivar sus propios alimentos.

El propio D’Angelo dijo que esta era una gran forma de mejorar la vida de las personas, proporcionarles la oportunidad de cultivar alimentos y garantizar un nivel de vida decente para sus familias mediante la venta de parte de su cosecha en el mercado.

Noticias Relacionadas

Comments are closed.