El regulador filipino aumenta su lucha contra las operaciones ilegales de juego

La Philippine Amusement and Gaming Corporation (PAGCOR) dijo durante el fin de semana que ha intensificado sus esfuerzos para tomar medidas enérgicas contra las operaciones de juego online sin licencia realizadas en el país y para que aquellos que violen las regulaciones existentes se enfrenten a “consecuencias nefastas”.

Desde el comienzo del año, PAGCOR ha inspeccionado 170 establecimientos que operan ilegalmente, dijo el pasado fin de semana el regulador en un comunicado. Se descubrió que todos ellos proporcionaron servicios de juegos de apuestas online sin las licencias necesarias de POGO (Philippine Offshore Gaming Operators) emitidas por PAGCOR. Solo los titulares de estas licencias pueden operar juegos de azar por internet en Filipinas.

Se descubrió que las operaciones ilegales de juegos de azar atendieron a clientes de todo Asia Pacífico, en su mayoría chinos. PAGCOR también reveló que algunos de los individuos detenidos durante las redadas eran extranjeros que hablaban mandarín y trabajaban en negocios ilegales sin los documentos de inmigración y laborales necesarios.

Según los datos oficiales, actualmente hay alrededor de 100,000 ciudadanos chinos empleados en la industria del juego online filipina. Sus roles, principalmente involucran marketing y soporte técnico a clientes que hablan mandarín.

El regulador del juego señaló que los detenidos se enfrentan a cargos y/o a su deportación. La actual represión del juego ilegal en internet se está llevando a cabo en cooperación con la Oficina Nacional de Investigación, la Policía Nacional de Filipinas y la Oficina de Inmigración de Filipinas.

Auditorias habituales y su monitoreo

El jefe de PAGCOR, Andrea Domingo, dijo el fin de semana que la plataforma de auditoría de terceros del regulador estará en pleno funcionamiento muy pronto. El organismo regulador se encarga de auditar y supervisar regularmente el funcionamiento de los titulares de las licencias POGO.

Se espera que la nueva plataforma controle mejor si los propietarios de las licencias contribuyen con el reparto de ingresos adecuado al gobierno y si cumplen con las leyes nacionales, laborales y municipales al tiempo que proporcionan operaciones de juego offshore.

Los titulares de una licencia de POGO deben cumplir con una serie de regulaciones laborales, inmigración y otros tipos relacionadas con la prestación de servicios de juegos de apuestas. PAGCOR, a través de su Departamento de Monitoreo y Cumplimiento, debe garantizar que no se violen dichas regulaciones y realizar el seguimiento de las violaciones, incluidas las malas condiciones de trabajo, el empleo de extranjeros, menores indocumentados y la explotación de los miembros del personal.

Se espera que el lanzamiento del sistema de auditoría a terceros genere PHP6,000 millones en ingresos por parte de los titulares de licencias POGO. Los ingresos de POGO totalizaron PHP3,900 millones el año pasado. Se requiere que cada operador de POGO pague la cantidad de $200,000 en aranceles de licencia.

Las tarifas de solicitud y procesamiento tienen un precio de $15,000. Además de las tarifas mencionadas, los licenciatarios de POGO también están obligados a reservar $250,000 en un fondo de efectivo en caso de que no puedan pagar las ganancias a sus clientes. Según las estimaciones, solo mediante la emisión de licencias POGO podría generarse la cantidad de PHP3,000 millones.

Noticias Relacionadas

CasinoNewsDaily es un medio de comunicación centrado en proporcionar noticias diarias sobre la industria de los casinos, así como facilitar detalladas guías de juego. Nuestras guías cubren la ruleta, el blackjack, las máquinas tragaperras y el vídeo póquer o póquer en pantalla.
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit