La policía de Jiangsu acaba con una red de juego ilegal valorada en $1,100 millones

La policía de la provincia china de Jiangsu ha arrestado a una enorme red ilegal de juegos de azar online que se cree que movió más de CNY7,800 millones (aproximadamente $1,100 millones) en apuestas en el transcurso de varios años.

El medio de comunicación local Xinhua publicó, citando información divulgada por la policía durante el fin de semana, que en enero de 2016 se inició una investigación sobre el juego ilegal y desde entonces, 56 personas han sido arrestadas. La investigación fue impulsada por fuentes anónimas que informaron a los oficiales de policía sobre la página web ilegal de apuestas.

Con muy pocas excepciones, el juego es ilegal en toda China. Sin embargo, los operadores ilegales de juego han eludido las prohibiciones existentes durante años, volviéndose cada vez más ingeniosos en sus acercamientos a los clientes chinos.

En el caso de la industria ilegal de juego de Jiangsu, se descubrió que los involucrados operaban una página web de apuestas cuyos servidores tenían su sede en Filipinas. Operar de forma ilegal desde el extranjero es una práctica habitual entre los operadores de páginas web ilegales de apuestas y juegos.

Como se mencionó anteriormente, durante el transcurso de la investigación hasta 56 personas fueron arrestadas por supuestamente realizar acciones ilegales. Según los registros policiales, el grupo de juego generó más de CNY650 millones en ganancias.

La página web de apuestas tenía sede en Filipinas y contaba con más de 114,000 clientes registrados. Cuatro principales sospechosos fueron identificados a través de sus tarjetas bancarias, informó hoy Xinhua.

La INTERPOL lidera miles de operaciones contra el juego ilegal

El viernes, la INTERPOL comentó en un comunicado de prensa que una operación liderada por la organización y llevada a cabo conjuntamente con las autoridades policiales de la región Asia-Pacífico concluyó con 14,900 redadas realizadas en salas de juego durante el transcurso de la Copa del Mundo de este año.

Lanzada el 22 de junio, la operación SOGA VII tenía como objetivo detectar y acabar con las operaciones ilegales de juego en toda la región. El fútbol disfruta de un enorme seguimiento en los países de Asia-Pacífico y las apuestas en partidos de fútbol han ido aumentando en popularidad, a pesar de que la actividad está estrictamente prohibida en la mayoría de estos países.

La operación policial desarrollada durante un mes dio como resultó en el decomiso de más de 1,000 computadoras y otros equipos, además de más de $1.7 millones en efectivo. Se cree que este grupo de juego ilegal gestionó más de $1,600 millones en apuestas durante el importante transcurso del campeonato de fútbol.

La aceptación y penetración generalizada de tecnologías inteligentes en toda la región y la poca diferencia horaria respecto a Rusia, donde se celebró la Copa del Mundo este año, contribuyó a un aumento considerable en la actividad de apuestas durante el torneo, según los expertos. Este año, además de China, Tailandia, Malasia, Vietnam y Singapur, se registraron enormes volúmenes de apuestas durante el campeonato.

La policía y otras partes involucradas en los esfuerzos conjuntos para tomar medidas enérgicas contra la provisión ilegal de servicios de juegos de azar han confirmado que ha habido una rápida transición de las apuestas en locales físicos a sofisticadas operaciones en Internet y eso ha dificultado mucho su trabajo.

Noticias Relacionadas

CasinoNewsDaily es un medio de comunicación centrado en proporcionar noticias diarias sobre la industria de los casinos, así como facilitar detalladas guías de juego. Nuestras guías cubren la ruleta, el blackjack, las máquinas tragaperras y el vídeo póquer o póquer en pantalla.
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit