Tras la reapertura de Boracay, no habrá casinos, ni nuevos ni existentes, dice un representante del gobierno

No habrá casinos en Boracay después de la reapertura de la isla filipina el 26 de octubre, dijo un representante del gobierno el día de hoy a los medios locales.

La secretaria de Turismo, Bernadette Romulo-Puyat, dijo que ni las salas de juego ya establecidas ni las nuevas podrán operar en la isla, conocida por ser un popular destino para los turistas de la región Asia-Pacífico debido a sus playas e impresionantes vistas.

La isla fue cerrada en abril para una rehabilitación de seis meses y está programada para reabrir a finales de octubre. Boracay ha estado sujeta a una amplia cobertura mediática en los últimos meses debido a una campaña en curso liderada por el presidente filipino Rodrigo Duterte, destinada a evitar la construcción propuesta de un casino resort de $500 millones en la isla después de su reapertura.

El gigante del juego y hospitalidad de Macao Galaxy Entertainment Group se asoció con su contraparte filipina Leisure and Resorts World Corp. para construir el complejo en cuestión. Las dos compañías compraron una porción de tierra de 23 hectáreas en la isla y recibieron una licencia de juego provisional por parte de PAGCOR, el regulador filipino de juegos de azar, para poder continuar con su proyecto.

El presidente Duterte ha dicho en repetidas ocasiones que no autorizaría la construcción del multimillonario complejo, mientras que los desarrolladores se han mantenido decididos a materializar el proyecto.

La Sra. Romulo-Puyat dijo a los medios locales que el principal representante del país también ordenó al Departamento de Turismo (DOT) que los casinos existentes de Boracay se cierren después de la reapertura de la isla este otoño.

Los casinos no cumplen con la jurisdicción DOT

Comentando los últimos anuncios relacionados con el sector del juego de Boracay, el representante Gus Tambunting, Presidente del Comité de Juegos y Entretenimiento de la Cámara, dijo a los medios que el DOT podría no cerrar los casinos porque no está dentro de su jurisdicción. El Sr. Tambunting continuó diciendo que en realidad es PAGCOR quien tiene la jurisdicción primaria sobre las operaciones de juego y que las agencias gubernamentales deben actuar dentro de su propia jurisdicción.

El cierre de Boracay durante seis meses para la rehabilitación, se produjo como parte de los esfuerzos del gobierno de Filipinas para promover una industria turística más sostenible e impulsar aún más el sector. Boracay recibe anualmente a alrededor de 2 millones de visitantes internacionales. Los datos oficiales mostraron que, a pesar del cierre de la isla, el número de visitas internacionales creció un 10.4% durante la primera mitad del año. El DOT ha establecido para este año una cuota de 7.4 millones de visitas internacionales.

Un proyecto de casino diferente también ha provocado recientemente la ira del presidente Duterte. El plan de $1,500 millones para la construcción del complejo integrado NayonLanding en el área de la Bahía de Manila, celebró su inicio de construcción la semana pasada, pero recibió acalorados comentarios por parte del máximo representante de Filipinas acompañados de juramentos sobre que el proyecto no se materializará. En una serie de comentarios, el presidente Duterte y miembros de su administración dijeron la semana pasada que no desea ningún tipo de expansión de los juegos de azar en el país y que se esforzará en la prevención de dicha expansión.

Noticias Relacionadas

CasinoNewsDaily es un medio de comunicación centrado en proporcionar noticias diarias sobre la industria de los casinos, así como facilitar detalladas guías de juego. Nuestras guías cubren la ruleta, el blackjack, las máquinas tragaperras y el vídeo póquer o póquer en pantalla.
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit