El desarrollador del complejo de casino Baha Mar pide al constructor chino una indemnización de $2,000 millones por daños y perjuicios

Uno de los principales contratistas chinos está siendo demandado por el Tribunal Supremo de Nueva York por las denuncias de que retrasó a sabiendas e intencionalmente la construcción de un complejo turístico integrado en Nassau, Bahamas, informó el Financial Times.

China Construction America, una subsidiaria de uno de los contratistas más grandes del mundo China State Construction Engineering, es acusada por el gran desarrollador original del complejo de casino de retrasar deliberadamente el desarrollo de la propiedad. Al mismo tiempo, China Construction America le estaba cobrando al desarrollador enormes cantidades de dinero en conceptos presuntamente fraudulentos.

Fue en 2005 cuando el gobierno de las Bahamas otorgó al desarrollador BML Properties la licencia para construir un casino resort. La firma inmobiliaria es propiedad del empresario armenio Sarkis Izmirlian, quien es conocido por ser el hijo del propietario de una empresa de cultivo de maní con sede en Suiza.

BML Properties eventualmente terminó asumiendo inversiones de emergencia de China Construction America y Export-Import Bank of China.

Se esperaba que Baha Mar, ubicada no lejos de la capital de las Bahamas, representara el 12% del producto interior bruto de las Bahamas. La propiedad fue construida para ofrecer 2,200 habitaciones de hotel, sala de casino, diferentes opciones de comida y bebida y entretenimiento, incluido un campo de golf diseñado por Jack Nicklaus.

Sin embargo, la propiedad se declaró en bancarrota en 2015 sin cumplir su fecha límite de apertura. Como resultado, S&P Global rebajó la calificación soberana de Bahamas. El resort Baha Mar eventualmente abrió sus puertas en la primavera de 2017 después de ser adquirido por la empresa Chow Tai Fook Enterprise, que cotiza en Hong Kong.

Más información sobre el caso

BML Properties ha presentado una queja contra el contratista chino, sugiriendo que este último, diseñó una conspiración de alcance masivo para obstaculizar la finalización del proyecto, mientras recaudaba millones de dólares en pagos injustificados. Según el desarrollador original de Baha Mar, China Construction America no proporcionó de personal a la construcción y utilizó este espacio para capacitar a nuevos trabajadores y, por lo tanto, retrasar a propósito la eventual apertura del resort.

BML Properties también ha dicho en su demanda a la Corte Suprema de Nueva York que el contratista trasladó personal y máquinas de la ubicación del complejo a un complejo diferente y de la competencia en un intento de sabotear el proyecto de $3,500 millones. El desarrollador original de Baha Mar ahora reclama $2,250 millones a China Construction America por daños y perjuicios.

Esta no es la primera vez que las dos compañías se enfrentan en los tribunales en relación con su participación en el proyecto de casino de Nassau. En 2015, BML Properties solicitó al Tribunal Superior del Reino Unido daños y perjuicios por valor de más de $192 millones.

Con una capitalización de mercado de aproximadamente $42,000 millones, la empresa matriz de China Construction America, China State Construction Engineering, es uno de los mayores contratistas del mundo. La corporación estatal ha participado en diferentes proyectos a lo largo de los años, incluida una torre residencial en Manhattan y la construcción del edificio más alto de África, así como un estadio en Carolina del Norte, EE. UU.

Noticias Relacionadas

CasinoNewsDaily es un medio de comunicación centrado en proporcionar noticias diarias sobre la industria de los casinos, así como facilitar detalladas guías de juego. Nuestras guías cubren la ruleta, el blackjack, las máquinas tragaperras y el vídeo póquer o póquer en pantalla.
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInShare on Reddit