Carl Icahn vende el inacabado Fontainebleau Casino por $600 millones

El inversionista inmobiliario de Nueva York, Carl Icahn, ha puesto otra propiedad de casino a la venta después de la venta en esta primavera del resort Trump Taj Mahal. El empresario confirmó el martes que llegó a un acuerdo con las empresas de inversión y desarrollo inmobiliario Witkoff y New Valley, propiedad de Vector Group, para vender el inacabado Fontainebleau Las Vegas por la cantidad de $600 millones.

El Sr. Icahn compró la instalación del antiguo Fontainebleau en febrero de 2010 por $148 millones. La instalación fue propiedad del multimillonario Jeffrey Soffer. De acuerdo con los planes originales, el casino Fontainebleau, situado en Las Vegas, contaría con casi 2,900 habitaciones de hotel, más de 1,000 unidades de condominio, diferentes establecimientos de hostelería, un espacio para negocios de 180,000 pies cuadrados para negocios minoristas y un área casino de casi 100,000 metros cuadrados, entre otras opciones.

Originalmente planificado para ser un hotel de 68 pisos y complejo de casino de $2,900 millones, nunca fue completado. Su ex propietario, el Sr. Soffer, culpó de su fracaso a los problemas de la industria bancaria a finales de los años 2000 por dañar el potencial de la propiedad. El propietario original de Fontainebleau solicitó la protección de bancarrota en 2009. La documentación presentada dio lugar a un procedimiento de bancarrota que duró varios años. Finalmente fue en 2013 cuando se alcanzó con los acreedores un acuerdo de $178 millones.

La ubicación del Fontainebleau está situada en el Strip de Las Vegas, justo enfrente del Centro de Convenciones de Las Vegas. Este último está experimentando una renovación masiva, que tiene prevista una inversión de más de $1,400 millones.

El acuerdo de compra permite a Witkoff y New Valley adentrarse en el mercado de Las Vegas en un momento en que la ciudad se está recuperando de sus grandes problemas con la recesión. Con su ubicación en la Strip y su potencial de inversión, la firma Icahn, Icahn Enterprises, denominó a la propiedad “joya escondida” en un comunicado sobre el último acuerdo.

La venta del Trump Taj Mahal

Fontainebleau no ha sido la única propiedad de casino que el Sr. Icahn ha puesto a la venta este año. El empresario anunció a principios de 2017 que tenía la intención de vender el inoperativo Trump Taj Mahal. El anuncio se produjo casi dos años después de que el Sr. Icahn comprara la maltrecha propiedad salvándola de la bancarrota.

Aunque planeó invertir más de $200 millones en la revitalización del Trump Taj Mahal, una huelga prolongada de trabajadores que tuvo lugar el verano pasado cambió los planes del empresario. Se anunció el pasado mes de septiembre que el casino, que una vez fue bautizado como la octava maravilla del mundo por nada menos que por el presidente estadounidense, Donald Trump, se cerraría. El casino resort cerró sus puertas a principios de octubre.

En su declaración de febrero, Icahn expresó su poca esperanza en encontrar compradores interesados, pero se estaba equivocado. Los propietarios de la cadena de casinos y cafeterías con sede en Florida, Hard Rock International, surgió inmediatamente como comprador interesado y lo compró por un precio no revelado. La compañía ahora planea reconstruir el complejo en un resort con casino Hard Rock y reabrirlo el próximo verano. Los nuevos propietarios invertirán alrededor de $500 millones para completar el proyecto.

Noticias Relacionadas

CasinoNewsDaily es un medio de comunicación centrado en proporcionar noticias diarias sobre la industria de los casinos, así como facilitar detalladas guías de juego. Nuestras guías cubren la ruleta, el blackjack, las máquinas tragaperras y el vídeo póquer o póquer en pantalla.
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInShare on Reddit